semana_santa_almazan
semana_santa_almazan semana_santa_almazan
semana_santa_almazan
semana_santa_almazan
La Semana Santa adquiere en tierras castellanas caracteres de verdadera austeridad. Son unas celebraciones penitenciales vividas con intensidad, recordando la Pasión de Cristo.

Es el milagro de la conversión, en rito y en arte, de los más sublimes episodios de la vida de Jesús, vistos y vividos por un pueblo que ha sido capaz de transfigurar el dolor del Mesías en madera tallada por los viejos imagineros, y hecha historia y cultura gracias al cariño y la devoción de un pueblo que ha sabido conservarse fiel a sus tradiciones y creencias por encima del tiempo y de las modas.

La villa de Almazán si en lo geográfico se ubica en el extremo oriental de la Comunidad Autónoma, también extrema la austeridad, hasta convertirla en manifestación de aguda severidad, de gravedad contenida y honda devoción.
introduccion semana santa
Nuestras celebraciones penitenciales son sencillas pero a la vez peculiares. Se conjuga aquí la honda devoción y el arraigo popular. Destacan las Procesiones, donde participa una interesante colección de pasos, serios desfiles, austeros, parsimoniosos, sin ninguna concesión o frivolidad. De otro lado Almazán, como ciudad amurallada, recrea perfectamente el ambiente de sublime grandeza de Jerusalén.

Los pasos son centro de las miradas de admiración, y dianas de la piedad. Expresan el fervor sincero, el severo recogimiento de las gentes, el dolor resignado, la serenidad trágica ante el inabarcable misterio del Dios Hombre que se inmola en universal sacrificio en el Gólgota.
introducción Semana Santa No busque el viajero complejos desfiles, filas interminables de cofrades. No se encontrarán aquí hábitos y capirotes de ricas sedas, terciopelos o rasos de vistosos colores, tampoco carrozas y exuberantes tronos. ¡No!.

Las túnicas están confeccionadas en paños negros, las capas castellanas de oscura lana, las concesiones al color, son escasas, de luto riguroso, reviviendo una tristeza que lo impregna todo.

Pero el que busque unas prácticas religiosas auténticas, sencillas, íntimas, las encontrará. Si se prescindiera de los focos eléctricos que iluminan los pasos, fácilmente se puede trasladar uno al contemplarlos a un pasado de doscientos ó trescientos años atrás.
Todo es genuino. Se trata por tanto de actos de gran calidad y de una singularidad y peculiaridad, fruto de la evolución acaecida durante varios siglos.

El protagonista es el pueblo, que se organiza en parroquia, dos cofradías (Venerable Cofradía de Paz y Caridad de la Santa Vera Cruz fundada antes de 1623 y la Cofradía del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo fundada en 1676). y Concejo, para llevar a cabo estos ritos ancestrales.

La Semana Santa de Almazán puede ser contemplada como celebración cultural y manifestación religiosa. Se trata de un pueblo que adopta unos comportamientos colectivos de conmemoración de las fiestas pascuales. Intervienen en ella unos bienes culturales de relevante valor que constituyen parte del patrimonio secular de la localidad.

A la vez estos comportamientos atávicos y rituales despiertan la curiosidad y la admiración de los festejos tradicionales por aquellos que los contemplan por primera vez, lo que, sin querer, se convierten en un indudable recurso a la hora de captar visitantes y turistas.
 
  Volver
 
semana_santa_almazan
semana_santa_almazan semana_santa_almazan
© 2009 - CIT Diego Laynez de Almazán Diseño Web - Ritual de lo Habitual

Web de la Junta Castilla y León Web de la Cofradía de la Vera Cruz de Almazán Web de Fecitcal